Tipos de bisagras

Esta pieza que no es más que un herraje unido de dos piezas unidas, tiene una gran gama de modelos en el mercado y su escogencia a veces puede parecer todo un dolor de cabeza. Para aclarar tus dudas y cual se apega más a las necesidades que tú tienes, te brindamos este enriquecedor artículo con los tipos de bisagras.

Las bisagras

Es un herraje con una unión de dos piezas, esta unión está en un eje que permitirá a las partes moverse sobre este en un movimiento de giro. Su utilidad está en el mecanismo de apertura de las puertas, incluyendo las puertas de los muebles.

Tipos de bisagras

·        En forma de libro

Su característica más relevante es su apertura en forma de libro, esta bisagra es la más común y más sencilla de utilizar, su instalación en la madera es muy fácil y permite que las uniones entre piezas no sean un dolor de cabeza.

Existen tres famosos modelos dentro de este tipo de bisagras que son cinceladas, de latón, as rusticas y otros bastante parecidas, todas te darán excelentes resultados por lo fácil de su instalación.

·        Bisagras de piano

La diferencia que hay entre estas y las de libro solo es su tamaño alargado que permite una mejor adherencia con más tornillos. Hay elaboraciones en distintos materiales y las de latón son conveniente si por su alargado tamaño necesitas cortar un trozo. Si este caso se presenta, debes contar con una sierra de metal y garantizar un buen corte y acabado.

·        Bisagras desmontables

Una de sus mayores ventajas es, precisamente, que permite desmontar sin necesitar la extracción de los tornillos. No es el sistema más usado, pero es muy práctico si necesitas montar y desmontar, esto te lo permite que la unión tiene un pasador.

·        Bisagras de Pernio

Es el tipo de bisagras más usadas y el contra que tienen es que requieren en su instalación mucho cuidado al cuadrarlas y algo de experiencia también, de modo que sólo los profesionales las usan.

Esta instalación requiere el uso de un formol y algunas otras herramientas para realizarse.

·        Bisagras invisibles

Puedes hacer la unión y permitir que los mismo se abran como si estuvieran hechas por unas bisagras de libro, la ventaja de estas es que están ocultas, lo cual explican otro de los nombres por las que son conocidas.

·        Bisagras de doble acción

Son la mejor opción para sistemas de puertas con doble apertura como el caso de las puertas de las cocinas tipo bar del lejano oeste, u otras que se abran tanto hacia adentro como hacia afuera.

Este tipo de bisagras facilita la entrada y la salida de las personas al salón o cocina y son muy fáciles de instalar, de modo que no necesariamente necesitaras un cerrajero profesional y es un trabajo que puedes realizar tú mismo.

·        Bisagras de Cazoleta

Prácticas y aparentemente invisibles son la opción preferencial para trabajos realizados en muebles de cocina.

Con la posición y ángulo perfecto te permitirá cerrarse solas, esto mismo refiere a la desventaja de tener difícil la instalación de esta misma. Una distancia errónea mínima dará como resultado que tu puerta no funcione correctamente, puesto que deben quedar perfectamente encajadas.

Dentro de las bisagras de cazoleta hay tres modelos:

  1. Bisagra de cazoleta recta: para una instalación con puerta exterior al lateral del mueble.
  2. Súper acodada: solo para la puerta del interior.
  3. Bisagra acodada: estas son usadas solo para puertas situadas en zona intermedia.

Dentro de estas mismas solo hay distintos grosores, material y la resistencia que estos permiten. Recuerda que el tipo de bisagra estará determinada por el trabajo a elaborar.

·        Bisagras de superficie

Es bastante parecida a las bisagras de cazoleta, pero no necesitaras la fresadora para su instalación, lo cual la convierte en la opción más sencilla si quieres hacerlo tú mismo todo el trabajo en tus muebles. Con un poco de cuidado y algunos tornillos podrás tener resultados limpios.

·        Bisagras para vidrio

Para la mejor adhesión al vidrio tienen una característica forma de U que permitirá tener resistencia en la unión con el cristal. La instalación no es difícil, pero se debe tener cuidado al manipular el vidrio, luego de esto el resultado será el deseado: una puerta que hace eficientemente su trabajo de abrir y cerrar sin terminar en vidrios rotos.

Existen mayor variedad de bisagras, pero no son comunes ni fáciles de conseguir, además su función se asemeja a las ya descritas. Si necesitas comprar bisagra analiza cuál es su función, donde la instalaras y si puedes hacerlo tú mismo o con algo de ayuda.